lunes, 11 de noviembre de 2013

Galletas de jengibre

Simplemente irresistible...

Desde mi punto de vista, las galletas han sido siempre las delicias más infravaloradas en el mundo de la repostería. Es cierto que hornear galletas es relativamente fácil y comprarlas lo es aún más. No conozco a nadie que no haya mojado una galleta en la leche alguna vez en su vida; y sin embargo, no hemos sido capaces de apreciar lo que teníamos entre manos. Pero cuando empecé en esto de la repostería creativa descubrí una receta de galletas que cambió mi forma de apreciarlas. La unión perfecta de sus ingredientes convierte a estas galletas en un manjar difícil de olvidar y que puede llegar a crear adicción. Suelen presentarse en forma de muñeco, pero una vez que las pruebas, su presentación es lo de menos. Con tod@s vosotr@s, las Galletas de jengibre


Mi hermana se vuelve loca cada vez que le digo que voy a hornear galletas de jengibre. Y eso que no me gusta mucho prepararlas, porque la masa es muy difícil de trabajar, pero su sabor compensa todos los esfuerzos. 

Y para estas galletas he elegido una canción que muestra cómo me siento cuando el suave sabor del jengibre se pasea por mi boca... Getting Older, de Anni B Sweet, es una melodía dulce que termina con una fuerza capaz de sorprenderte, cuya letra te hace añorar una época en la que todo era más fácil.

Those odd feeling discovered yesterday...

No hay comentarios:

Publicar un comentario