domingo, 23 de marzo de 2014

Curso de modelado avanzado

Siempre se puede aprender algo nuevo...

Hace unas semanas me apunté a un curso de modelado avanzado organizado por Caprichos de Azúcar, que tuvo lugar ayer en Córdoba. Estaba muy emocionada e impaciente y he de decir que el curso cumplió todas mis expectativas. ¿Queréis saber qué modelamos? Pues nada más y nada menos, que una Maria Antonieta (o María Antoñeta como me gusta a mi llamarla) muy particular. Aquí os dejo una foto de cómo quedó la mía.

Muñeca de pasta de azúcar

Toda una monada, ¿verdad? Quería hacer fotos del proceso de modelado, pero ¡me estaba quedando sin batería! Así que tuve que economizar un poco. Aunque un par de fotos sí que pude echar.

Lo primero que me gustaría destacar es la figura del formador, Raúl. No tengo nada negativo que decir sobre él. Fue simpático, profesional y tuvo mucha paciencia con todas nosotras. Aunque también he de decir que fuimos unas alumnas muy buenas.

Antes de empezar a modelar, Raúl nos dio algunas indicaciones básicas que necesitábamos conocer y sin más preámbulos nos dispusimos manos a la obra. Empezamos con la cabeza de nuestra muñeca, para seguir con la falda y el cuerpo. Dado que no teníamos tiempo para esperar a que se secasen los detalles que íbamos modelando (normalmente necesitan un par de días) utilizamos cantidades importantes de CMC (para que nos entendamos, un endurecedor para la pasta de azúcar).

Proceso de elaboración de la muñeca

Así, sin pelo, la María Antoñeta da un poco de miedo, ¿verdad? Y ¿veis el pequeño tarro de cristal que hay al fondo de la foto? Pues se trata de una de las cosas que descubrí durante este curso intensivo: la grasa vegetal (la marca comercial que utilizamos se llama Crisco). La finalidad de este producto es facilitar el modelado de la pasta de azúcar. Al finalizar el curso compré un bote para utilizarlo en casa, porque os aseguro que facilita enormemente el trabajo de modelado.

Aunque, por mucho Crisco o CMC que utilizamos, los brazos de nuestras muñecas se nos resistieron a todas. En primer lugar, porque las manos de pasta de azúcar son uno de los detalles más difíciles de modelar. Y en segundo lugar, porque no conseguíamos que se quedasen pegados al pecho. Incluso llegamos a apuntalarlos... Aunque he de decir que los míos aguantaron bien, hasta que llegué al autobús. Apenas llevaba quince minutos de viaje cuando uno de los brazos se desprendió del pecho. Un rato después, calló el segundo. Por suerte, ninguno sufrió desperfectos, así que en cuanto llegué a casa los volví a pegar y por ahora parece que aguantan.

Pero antes de terminar, quiero mostraros un truco que utilizamos para elaborar el pelo de la muñeca. Como habréis podido observar, el volumen del pelo es tremendo, por lo que hacerlo todo de glasa real densa sería muy complicado e incomible; así que para facilitar el trabajo pegamos unos trozos de esponjitas alrededor de la cabeza.

El truco de las esponjitas

La María Antoñeta con sus rulos preparándose para ir de carnaval (no sé si os habéis dado cuenta de que, en la primera foto, hay un antifaz junto a la muñeca). En la foto también se pueden observar los brazos recién modelados. Si miráis bien, hay tres. Y no es que fuésemos a hacer una mutante ni nada por el estilo. Más bien se trata de un proceso muy común en el mundo del modelado. Antes de conseguir el detalle tal y como realmente lo queremos, primero hay que experimentar un poco.

En fin, a grandes rasgos (tampoco quiero aburriros) esto es lo que aconteció en el curso de modelado. Espero poder repetir pronto con Raúl en otro curso de modelado, porque este hombre es todo un libro de conocimientos en carne y hueso. Además, lo pasé realmente bien. Espero que os haya gustado mi Maria Antoñeta.

4 comentarios:

  1. ¿Qué puedo decir, a parte de 'qué preciosidad'? Me reitero, y cada vez más convencida. He descubierto una artista. Yo siempre he sabido que se te daban bien las artes escénicas, el cante y las manualidades pero desconocía hasta qué punto. Increible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias ;) Aunque en esta ocasión también hay que concederle el mérito a Raúl que supo muy bien cómo enseñarme a modelar a esta regordeta "maría antoñeta".

      Eliminar
  2. Por cierto, me encantan 'los rulos' yo pensé lo mismo cuando la vi. ¡Es ''güenísimä''

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que está hecha toda una señorona :)

      Eliminar