viernes, 26 de septiembre de 2014

Tarta para una cantante

Cantando bajo el azúcar...

A principios de mes fue el cumpleaños de mi cuñada, pero por problemas logísticos hasta la semana pasada no pude prepararle la tarta (más vale tarde que nunca ¿no?). Fue toda una sorpresa para ella y para mi todo un placer.

La temática la tenía clara. A mi cuñada le encanta cantar (incluso ha hecho sus pinitos cantando en una orquesta) por lo que la tarta tenía que reflejar su pasión por la canción. Y ¿qué es lo que realmente caracteriza a una cantante? Pues su micrófono... Y si añadimos unas cuantas letras de canciones, muchas estrellas y un par de notas musicales ya tenemos lista la tarta para una cantante.


Pero quiero mostraros dos detalles más de cerca que quizás no se aprecian en la foto anterior. Uno de ellos es que el cable del micrófono surge del propio pentagrama.


Me pareció una idea muy original 😊. El segundo detalle que quiero mostraros es el de las letras de las canciones cayendo por detrás de la tarta como en cascada. Además, todas las letras son de canciones que le gustan a mi cuñada (para eso era su tarta).


Y dado que ahora estoy un poco obsesionada con el sabor de la tarta red velvet (Dios mio que rica está), decidí hacer esta musical tarta de dicho sabor. Aunque cambién un detalle: el color del bizcocho (que en este caso era verde).

Y la canción que acompaña a esta tarta la he escogido pensando en los gustos musicales de la homenajeada (no quiero decir que a mi no me guste la canción). El tema se titula ¡Corre! y es del grupo Jesse & Joy.

Que mis lágrimas jamás te voy a dar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario