viernes, 14 de noviembre de 2014

Galletas Coches de carrera

Velocidad azucarada...

Si hay una cosa que me encanta de l@s niñ@s es lo claro que tienen sus gustos. Por supuesto, en la mayoría de los casos, dichos gustos pueden variar de un mes a otro, pero cuando han decidido que les gusta algo, lo llevan hasta las últimas consecuencias. Que les gustan los coches, pues todos sus juguetes, la colcha de su cama y hasta el plato en el que comen serán de coches. Puede que en unos meses, de repente, ya no les guste; sin embargo, mientras les dure la pasión, serán l@s más fervientes seguidores.

Por eso, contentar a l@s más pequeñ@s es más fácil de lo que puede parecer. Tan sólo necesitas conocer qué es aquello por lo que beben los vientos y ponerlo en forma de galleta. Os aseguro que es todo un acierto. Como estas Galletas coches de carreras para unos pequeños seguidores de la velocidad sobre ruedas.


En un principio iba a hacerlos todos con el mismo diseño, pero después pensé que sería más divertido elaborar varios, así podrían jugar un poco con las galletas antes de comérselas... ¿Cuál de estos dulces coches será el ganador? Sé que con la comida no se juega, pero es imposible coger una de estas galletas entre las manos y no jugar con ella. Brum, brum 😁

Y para ellas tengo la canción perfecta. Se trata de Real gone de Sheryl Crow. Pertenece a la banda sonora de la película de animación Cars y ¡me encanta! Es vibrante e invita a la velocidad (pero sólo dentro del circuito, ¿eh?).

Everybody's looking for a way to get real gone...

No hay comentarios:

Publicar un comentario