martes, 25 de noviembre de 2014

Tarta Warhammer

Dulce caos y destrucción...

El mes pasado fue el cumpleaños de mi hermano Ale y desde entonces le debía una tarta. Y como las confianzas dan asco, pues ha tenido que esperar hasta este fin de semana para recibir su regalo en forma de bizcocho y pasta de azúcar.

La idea para la tarta ha sido bastante fácil ya que, desde hace muchos años, el mundo de las espadas y las batallas épicas le tienen fascinado. Y más concretamente el universo Warhammer
Para ser sincera, a mi también me encantan estas cosas. Recuerdo que antes, cuando ambos vivíamos bajo el mismo techo, nos poníamos juntos a pintar las miniaturas y a crear campos de batalla. Después, jugar lo que es jugar, yo no jugaba, pero me encantaba la preparación. 


Así que crear esta tarta, para mi, ha sido muy divertido y estimulante. Me tomé su tiempo en planificar los detalles y en buscar fotos para que fuese lo más completa posible. Y creo que el resultado es merecedor del mundo (y la persona) a la que homenajea. Aquí os dejo mi Tarta Warhammer.  


Dudé en el personaje que iba a llevar la tarta. En un principio no iba a poner ninguno, pero entonces vi una foto de una miniatura por Internet y supe que si no lo intentaba no me quedaría tranquila. Así que me puse manos a la obra y, después de algún que otro quebradero de cabeza, conseguí mi "héroe".



Y ésta es la primera tarta que realmente hemos realizado completamente mi hermana y yo (y es que esto ya es cosa de dos...). Mientras yo me dedicaba al trabajo "fino" ella se encargaba del trabajo de "brocha gorda". Y la verdad es que no se le da nada mal; huesos, calaveras y parte de las armas salieron de delicadas manos 😄



Pero es que esta tarta tiene detalles que observar hasta en la parte de atrás y el lateral. La enredadera siniestra es un sencillo detalle que queda alucinante...



La verdad es que estoy muy orgullosa y es que cuando haces algo que realmente te apasiona el resultado es espectacular. Y ha sido una buena forma de que mi hermana se inicie en el modelado más "profesional". 

La canción sí que ha sido sólo cosa mía. Estaba entre dos, pero al final Black Skinhead de Kanye West ha sido la elegida (la otra me la reservo para más adelante). Ésta es una de esas canciones que viene acompañada con el famoso "explicit". El videoclip es rarito, pero no es que tenga nada censurable. Una tarta de este tipo necesita una canción cañera como ésta ¿no?

And you know it...

No hay comentarios:

Publicar un comentario